Área 1. Expresión emocional

Norma: Los niños demuestran una conciencia de los sentimientos y la capacidad de identificarlos y expresarlos.

El papel del co-regulador

En la vida de un niño menor de 3 años, el co-regulador desempeña un papel de ayudarlo a desarrollar la expresión y la aptitud emocionales. Como en el caso de muchos hitos del desarrollo en las vidas de niños pequeños, la expresión de los sentimientos y la aptitud emocional son culturalmente definidas.2 La capacidad de los niños de expresar la emoción de manera positiva está estrechamente vinculada a las expectativas de su cultura, su regulación emocional y el papel de su co-regulador. Al principio, el papel del co-regulador es uno de reconocer las señales y los indicios de los niños cuando están expresando sus sentimientos y responder de manera bien pensada para satisfacer sus necesidades. El papel del co-regulador incluye más tarde el dar modelos de la expresión positiva de los sentimientos y la provisión de palabras para describir los sentimientos. Estas estrategias les ayudan a los niños a desarrollar la capacidad de reconocer lo que sienten y empezar a manejar las emociones de manera sana.

Durante la tierna infancia, los niños expresan sus sentimientos con la comunicación verbal y no verbal y dependen de que sus cuidadores lean y reconozcan los indicios que dan. La expresión de los sentimientos no se desarrolla en el aislamiento; la expresión emocional de los niños está relacionada con su capacidad de regular los sentimientos, y dependen mucho de la ayuda de sus cuidadores.

Además, la expresión emocional está estrechamente vinculada a las influencias culturales y sociales de la familia y su ambiente. Las relaciones de los niños con sus cuidadores les ayudan a desarrollar la capacidad de identificar y expresar sus sentimientos tanto negativos como positivos de manera aceptable en la sociedad y la cultura.1

La aparición de la sonrisa social a entre las seis y ocho semanas de edad es la primera expresión que notan los cuidadores. Sin embargo, los niños les comunican sus sentimientos y necesidades a sus cuidadores en cuanto nacen, mediante señales y gestos. Mientras maduran, los niños empiezan a usar el lenguaje y los gestos para expresar los sentimientos. Muy temprano en la vida, los niños pequeños expresan sentimientos pero no entienden lo que sienten. Por lo tanto, es importante que los cuidadores digan los nombres de los sentimientos que los niños expresan además de darles modelos culturalmente apropiados de cómo reaccionar al sentir ciertas emociones. Estas estrategias les aportan a los niños el apoyo que necesitan para identificar los propios sentimientos y les dan una idea de cómo expresarse mientras aprenden a manejar la gama creciente de sus emociones. La habilidad de expresar y manejar los sentimientos afecta el desarrollo emocional de los niños y también influye en su manera de entablar relaciones sociales con otros.

Nacimiento a 9 meses

Llos niños empiezan a expresar una amplia gama de sentimientos con la comunicación verbal y no verbal, y empiezan a desarrollar la expresión de los sentimientos con la ayuda de su(s) cuidador(es).

Indicios para niños incluyen:

  • El niño usa expresiones de la cara y sonidos para que se satisfagan sus necesidades, por ej., llora, sonría, mira fijamente a algo, arrulla
  • Expresa sentimientos con sonidos y gestos, por ej., da chillidos, se ríe, bate las palmas
  • Expresa la incomodidad, el estrés o la infelicidad con el lenguaje corporal y sonidos, por ej., arquea la espalda, mueve la cabeza, llora

Estrategias de interacción:

  • Responder y consolar al niño para satisfacer sus necesidades; servir de co-regulador al niño, por ej., darle de comer cuando tiene hambre, mecerlo cuando está cansado
  • Describir el sentimiento que el niño está expresando, por ej., “¡Veo que estás muy emocionado por alcanzar ese juguete!”
  • Dar un modelo de expresiones de la cara para corresponder a los sentimientos del niño, por ej., hacer los ojos grandes y abrir la boca para expresar la sorpresa

7 meses a 18 meses

Los niños empiezan a expresar algunos sentimientos con intención, y con la ayuda de su(s) cuidador(es) pueden aumentar la gama de su expresión de sentimientos.

Indicios para niños incluyen:

  • Expresa deseos con intención, por ej., empuja un objeto que no quiere para alejarlo de su camino, extiende las manos hacia un adulto conocido cuando quiere ser cargado en brazos
  • Expresa el temor al llorar o volverse hacia el (los) cuidador(es) para el consuelo
  • Expresa el enojo y la frustración, por ej., llora cuando se le quita un juguete
  • Reconoce y expresa el sentimiento para con una persona conocida, por ej., expresa la emoción al abrazar a un hermano

Estrategias de interacción:

  • Responder a la expresión de un niño de temor o angustia; tranquilizarlo y consolarlo
  • Darle al niño un modelo de expresión emocional haciendo expresiones con la cara y usando palabras para nombrar la emoción
  • Reciprocar acciones y gestos que el niño inicia, por ej., decir hola con la mano, echarle besos por el aire, dar abrazos

16 meses a 24 meses

Los niños siguen experimentando una amplia gama de sentimientos (por ej., cariño, frustración, enojo, tristeza). En este momento del desarrollo, los niños expresan sus impulsos y los llevan a cabo, pero empiezan a aprender de sus cuidadores habilidades del control de la expresión de los sentimientos.

Indicios para niños incluyen:

  • Demuestra el enojo y la frustración con una amplia gama de expresiones físicas, vocales y faciales, por ej., los berrinches
  • Expresa el orgullo, por ej., sonríe, bate las palmas o dice “Yo lo hice” después de lograr algo
  • Intenta usar una palabra para describirle los sentimientos a un adulto conocido
  • Expresa la maravilla y el deleite al explorar el ambiente y relacionarse con otros

Estrategias de interacción:

  • Usar palabras para describir el sentimiento; así se ayuda al niño a asociar el sentimiento con el nombre
  • Fijarse atentamente en los indicios que el niño está expresando
  • Dar un modelo de maneras apropiadas de expresar diversos sentimientos
  • Reconocer y validar las emociones que el niño siente, por ej., “Veo que estás muy emocionado, das tantos brincos”.

21 meses a 36 meses

Los niños empiezan a expresar los sentimientos usando la comunicación no verbal y verbal. También empiezan a aplicar estrategias aprendidas del (de los) cuidador(es) para regular dichos sentimientos.

Indicios para niños incluyen:

  • Intenta usar palabras para describir los sentimientos y dice los nombres de las emociones
  • Hace de cuenta que experimenta varias emociones durante el juego de fantasía, por ej., llora cuando hace de cuenta que está triste, da brincos cuando está emocionado
  • Empieza a expresar tales emociones complejas como el orgullo, el bochorno, la vergüenza y la culpa
  • Usa el juego para expresar los sentimientos, por ej., hace un dibujo para un cuidador a quien extraña, esconde un “monstruo” en una caja por temor

Estrategias de interacción:

  • Conversar con el niño sobre los sentimientos; asegurarle que está bien sentir diversas emociones
  • Reconocer que el niño puede necesitar alguna ayuda para expresar los sentimientos
  • Permitir otros modos para los niños de expresar sus sentimientos, por ej., el arte, el baile, el juego de fantasía
  • Respetar las diferencias culturales en cuanto a la expresión de las emociones; no descartar nunca lo que el niño expresa
  • Fijarse en seguir leyendo los indicios del niño aún cuando empieza a usar palabras para describir los sentimientos

Cuento de la vida real

Este cuento también está relacionado al:

Reena tiene 30 meses de edad y es de ascendencia hindú. Asiste a la guardería durante la semana mientras sus padres trabajan a tiempo completo. Es una niña alegre que goza de leer libros y cantar canciones. Su proveedora de cuidado infantil es Lisa. Lisa ha dispuesto diversas actividades que los niños pueden escoger. Hay una mesa con pasta para moldear, una cocina de juguete con frutas y vegetales de juguete, y una mesa de agua con varios objetos que flotan. Reena está sentada en el piso donde estaba armando un rompecabezas; se levanta y anda a la mesa con pasta para moldear. Se sienta y empieza a estirar un poco de la pasta haciéndola rodar en la mesa.

Al otro la mesa está sentado Michael, de 35 meses de edad. Michael agarra la pasta de Reena y toma un puñado grande para sí mismo. Reena sigue callada y mira hacia abajo sin decir nada. Mientras Lisa camina por el salón, nota que Reena no está jugando con la pasta. Se arrodilla al lado de la niña y le pregunta si todo está bien. Reena alza la vista, y una lágrima se cae por la mejilla. Mira a Michael e indica con el dedo la pasta que está en frente de él. Lisa pregunta: “¿Él tomó algo de tu pasta?” Reena indica que sí con la cabeza. Lisa le mira y dice: “Veo por qué te sientes triste, no se siente bien cuando los amigos nos quitan cosas”. Reena señala que está de acuerdo moviendo la cabeza.

En este ejemplo, vemos una interacción común entre los niños. Aunque Michael sabe que no está bien quitarles cosas a los compañeros, no tiene el control de los impulsos para poner fin a su comportamiento. Reena se siente triste y enojada pero reacciona ante la acción de Michael de manera pasiva. Esta manera pasiva de expresar los sentimientos es más común en culturas orientales.3 Los niños de culturas occidentales con frecuencia expresan las emociones negativas de manera activa que incluye las expresiones de la cara y gestos.4 Reena ha aprendido observando a los familiares que la expresión de sentimientos negativos no se anima mucho. Lisa toma el papel de co-regulador para ayudar a Reena a identificar lo que siente y valida que está bien que se sienta así. Esto le ayuda a Reena a poner nombre a los sentimientos y a entender por qué siente las emociones que tiene.

Notas

  1. Saarni, Carolyn & Harris, Paul L. (1989). Children’s Understanding of Emotion. New York: Cambridge University Press.
  2. Saarni, Carolyn & Harris, Paul L. (1989). Children’s Understanding of Emotion. New York: Cambridge University Press.
  3. Eckman, P. (1993). Facial Expression and Emotion. American Psychologist, 48, 384–392.
  4. Eckman, P. (1993). Facial Expression and Emotion. American Psychologist, 48, 384–392.

Descubra cómo la expresión emocional está relacionada a:

Normas de guía: recursos relacionados