Las mascotas y los niños pequeños

Sobre este recurso
English title: Pets and Young Children

¿Está decidiendo si debe tener una mascota? ¿Ya tiene una? El querer y cuidar una mascota enriquece las vidas de muchos niños. Considere la seguridad además de las ventajas al decidir si es hora de obtener una mascota para su familia. Tenga presente que tener un animal puede implicar un compromiso de largo plazo.

¿Cómo puedo mantener sano y seguro a mi hijo en la presencia de mascotas?

  • Escoja las mascotas sabiamente. Si no tiene aún una mascota, tenga cuidado de escoger razas y especies que probablemente sean buenas para su hijo. Lleve la mascota a un veterinario para que la examine por enfermedades antes de llevarla a casa. Considere problemas de alergias en la familia. Alguna evidencia indica que si un niño pequeño está expuesto a los animales, puede tener un riesgo reducido de desarrollar una alergia. Converse sobre las preocupaciones de alergias con el proveedor de atención médica de su hijo antes de traer una mascota a su hogar.
  • Siempre supervise las interacciones. Enseñe a su hija que no se acerque a ningún animal a menos que usted le indique que puede hacerlo. Nunca deje a un niño pequeño a solas con un animal. Aun una mascota mansa puede hacerle daño a un bebé. Los niños de 1 ó 2 años de edad frecuentemente pegan, empujan con los dedos o se agarran de los animales, lo cual puede provocar un ataque o daño a una mascota pequeña. Enseñe a su hijo a jugar suavemente con las mascotas. Asegure que su hijo se quede alejado de las mascotas mientras están comiendo, cuidando sus propios bebés o durmiendo.
  • Anime a su hijo a mantener una buena higiene. No deje que su hijo se acerque a la caja de arena ni el recipiente de comida del animal a menos que esté ayudando a llenarlo. Pida que se lave las manos después de jugar con una mascota. Trate inmediatamente cualquier mordida o rasguño de un animal. Consulte con el pediatra de su hijo si cualquier mordida o rasguño rompe la piel.

¿Cómo puede mi hijo sacar provecho al criarse con mascotas?

  • El amor propio y las habilidades sociales. Los sentimientos y experiencias positivas con las mascotas pueden ayudar a los niños a sentirse bien consigo mismos. Muchos niños gozan de hablar a un animal. El querer a una mascota también puede enseñar a los niños a querer y tenerles confianza a los demás.
  • La actividad física. Todas las mascotas necesitan hacer ejercicios. El juego seguro y apropiado con las mascotas es una manera divertida de hacer de la actividad física una parte del estilo de vida de su hijo.
  • La responsabilidad y el respeto. El aprender a cuidar bien a las mascotas puede enseñar a los niños a preocuparse, mostrar empatía y un sentido de responsabilidad por otros seres vivos. Los padres podrían usar el cuidado de las mascotas para modelar y enseñar el respeto por todos los seres vivos. Durante el ciclo de vida de una mascota, los padres tienen oportunidades de enseñar lecciones sobre el nacimiento, la enfermedad y la muerte.
  • La participación de los padres. Los padres y sus hijos pueden pasar tiempo juntos mientras juegan con las mascotas y las cuidan.

¿Cómo puede mi hijo ayudar con el cuidado de las mascotas?

Un niño pequeño puede ayudar de maneras simples pero no puede responsabilizarse por todo el cuidado de una mascota. Por ejemplo, tal vez pueda alimentar al perro si usted mide el alimento de antemano. Su hijo podría dar paseos con usted y el perro, pero no debería andar solo con el perro. Dele a su hijo tareas pequeñas y seguras y asegúrese de supervisarlo mientras las hace.